sábado, 21 de mayo de 2016

Leyenda del Ceibo


Narra la leyenda que en las riberas del Rio Parana,habitaba una Indiecita muy fea y de rasgos muy toscos de nombre "Anahi"
Era fea pero en las tardecitas deleitaba a toda la gente de su tribu Guarani,con sus canciones inspiradas en sus dioses y el amor a la tierra del que eran dueños.Pero llegaron los invasores, esos valientes,atrevidos y guerridos seres de piel blanca,que arrasaron las tribus,las tierras,los idolos y toda su libertad.
Anahi fue llevada cautiva junto con otros indigenas.Paso muchos dias llorando y muchas noches en vigilia,hasta que un dia el sueño vencio a su centinela,la indiecita logro escapar y al hacerlo,el centinela desperto y ella para lograr su objetivo hundio un puñal en el pecho de su guardian y huyo rapidamente a la selva .
El grito del moribundo carcelero,desperto a los demas españoles,que salieron en la persecucion que se convirtio en caceria de la pobre Anahi ,quien al rato fue alcanzada por los conquistadores y estos en venganza a la muerte del guardian,le impusieron como castigo la muerte en la hoguera.
La ataron en un arbol e iniciaron el fuego,que parecia no querer alargar sus llamas hacia la doncella indigena,que sin murmurar palabras sufria en silencio con su cabeza inclinada hacia un costado y cuando el fuego comenzo a subir Anahi se fue convirtiendo en arbol  ,identificandose con la planta en un asombroso milagro.
Al siguiente amanecer ,los soldados se encontraron ante el espectaculo de un hermoso arbol de verdes hojas relucientes y flores rojas aterciopeladas,que se mostraba en todo su esplendor,como simbolo de valentia y fortaleza ante el sufrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario